Luis Benshimol recomienda: Ferries en el Lago di Garda, lo que no puedes perderte

Home / Luis Benshimol / Luis Benshimol recomienda: Ferries en el Lago di Garda, lo que no puedes perderte

¿Qué te parecería un crucero por un lago? Llevas razón no es exactamente lo mismo que un crucero, pero el lugar es tan idílico, el lago di Garda, que si tienes la oportunidad de visitarlo no la desaproveches. Y si después quieres dar un paseo o hacer una excursión por el lago en ferry no dejes de leer este post.

El lago di Garda está en el Norte de Italia, entre Venecia y Milán, y es increíble, agua fresca y cristalina, montañas escarpadas, pueblecitos absolutamente pintorescos, con casas de colores, viñedos, olivos, castillos y casas rurales. Para dar la vuelta y conocer el lago te recomiendo un mínimo de 4 días, aunque yo podría quedarme a vivir allí.

Casi seguro que si llegas al lago di Garda es porque te han recomendado visitar Sirmione, pero ten presente que el lago es mucho más que este pueblo. Que no se te olvide pasar por Torbole, Malcesine, Punta San Vigilio (ojo, porque en esta playa hay que pagar 12 euros para entrar) o Limone Sul Garda.

Pero no me voy a despistar y ya te cuento de esa magnífica travesía en ferry por el lago más grande de Italia. Tienes varias opciones de barcos y excursiones, desde las de un solo día, que estás navegando 4 o 5 horas, y luego tienes distinto tiempo de parada, a las rutas en las que que te dejan trasnochar en el propio barco. Prácticamente en cada pueblo, en la oficina de información y turismo te van a informar de sus horarios y precios.

Aparte de los tours de empresas privadas hay un servicio de barcos públicos ofrecido por la empresa Navigazione Laghi, tienen 23 barcos, con diferentes capacidades. En su barco más grande caben hasta 250 personas y tienen servicio de restaurante a bordo, la cena puede que no sea la más exquisita de la zona, pero las vistas y el ambiente es inmejorable.

Y ahora sí te doy algunos detalles de los lugares que no te puedes perder.

Sirmione

La localidad de Sirmione está bañada por tres lados por las aguas del lago di Garda. Tiene muchos hoteles, restaurantes, balnearios y chalets en un entorno bellísimo…aunque te digo que un domingo, por carretera es casi imposible llegar al centro de tantos turistas como hay.

En la villa vas a encontrar una ciudadela medieval, con un pequeño castillo al ques e accede (como no puede ser de otro modo en este entorno de hadas) por un pequeño puente levadizo. Desde ahí el paisaje es impresionante, se contempla todo el lago y los picos nevados de los Alpes.

En el casco antiguo se pueden visitar varias iglesias, como la de Santa Maria della Neve, de estilo románico y la de Santa Ana. Atravesando Sirmione, en el extremo de la península, entre los pinos see ncuentran las ruinas de una magnífica villa romana, las Cuevas de Catulo.

Torbole

Desde Torbole, también volteando el lago di Garda, puedes hacer uno de los recorridos a pie más hermosos del lago. Dura aproximadamente dos horas y cuarto, con tres tramos de rampas y escaleras, el primero de ellos es el más duro, pero merece la pena.  Vas a tener impresionantes vistas sobre toda la ciudad y el puerto. Está todo muy bien señalizado. Luego, al llegar a Tempesta, te puedes volver en autobús, son solo 25 minutos.

Malcesine

Malcesine tiene un casco histórico medieval, sobre el que se asienta el castillo de Scaliero, desde el que se tienen unas vistas muy hermosas. Si además del castillo quieres subir en funicular tienes que comprar los tickets conjuntamente, estas sí que son unas vistas privilegiadas del lago y de los Dolomitas. Desde el puerto de Malcesine salen los ferries para visitar Limone, en el lado opuesto del lago di Garda.

Playas del lago di Garda

Y despúes de tanta caminata y tanto monumento qué hay mejor que irse a la playa, eso sí de agua dulce y cantos rodados, pero no desmerece en belleza de ninguna paradisiaca del Caribe.

  • Riva del Garda es una playa de césped y piedrecitas con cisnes y patos, todo muy idílico. Si no fuera porque en verano hay mucha gente.
  • Punta San Vigilio, es una playa bonita pero de pago y bastante cara, 12 euros por entrar. Tiene de todo hamacas, sombrillas, duchas, vestuarios…
  • Desde Malcesine hasta Sirmione esta llena de zonas adaptadas al baño, digamso que son zonas donde tumbarte, con escaleras que te permiten entrar al lago, pero no hay playa. En Sirmione sí hay varias playas, incluyso puedes tomar baños de barro. Justo al lado del castillo encontrarás una muy chiquita y preciosa.
  • Lago di Tenno, en otro lago diferente a di Garda, pero a solo 20 minutos. El agua es de color azul intenso y con una pequeña isla en el centro, por supuesto mucho más solitario que el lago di Garda.
  • Lago di Ledro, dicen que es la playa más bonita, a unos 10 minutos en coche de Riva di Garda. Hay mereenderos para hacer picnic.

Bueno, espero haberte ayudado y que tu estancia en el lago sea tan mágica como el lugar.

Ver fuente

Artículos Relacionados