Luis Benshimol recomienda: Nueva Zembla, un auténtico crucero extremo en el Círculo Polar Ártico

Home / Luis Benshimol / Luis Benshimol recomienda: Nueva Zembla, un auténtico crucero extremo en el Círculo Polar Ártico

Si quieres un viaje auténticamente de aventuras y extremo, te propongo Nueva Zembla, un archipiélago del ártico de Rusia, son dos grandes islas, isla Séverny e isla Yuzhny, separadas por el estrecho de Matochkin y una serie de islas menores. La longitud máxima aproximada entre los puntos extremos de estas dos islas mayores es de casi 900 kilómetros, y la primera se encuentra a una distancia de 470 kilómetros del Círculo Polar Ártico.

Como te puedes imaginar no hay muchas navieras que te lleven hasta allí, aunque desgraciadamente cada vez las condiciones climáticas están favoreciendo este tipo de viajes, y ya se incluyen entre los cruceros extremos más orientados a tener una experiencia vital intensa que a unas vacaciones de relax..

Economía y características de Nueva Zembla

En Nueva Zembia no hay mucha gente viviendo, como te puedes imaginar, con inviernos largos con temperaturas polares, tormentas de nieve y constantes precipitaciones. Se considera uno de los sitios más inhóspitos de la Tierra. El último censo es de hace más de 15 años, de 2020 y vivían 2.716 habitantes, de los cuales 2.622 están en Belushya Guba, un asentamiento urbano que es el centro administrativo. De esos habitantes 150 personas son aborígenes samoyedos o nenet.

En cuanto a la economía de la zona se basa en la caza de animales de pieles apreciadas, aunque hay un proyecto en marcha para declarar Nueva Zembla una zona protegida para la naturaleza y en especial santuario de los osos polares. Hay minas de carbón y cobre, y también funcionarios, son los geólogos, geógrafos, meteorólogos cuya principal labor es la observación e investigación de fenómenos meteorológicos y geofísicos, sobre todo los relacionados con corrientes de viento y marinas, el campo magnético terrestre y las auroras boreales.

Cruceros extremos a Nueva Zembla

Si bien es cierto que vivir en Nueva Zembla requiere un carácter especial, hacer un crucero, y después volver a casa es una experiencia que muy pocos pueden llegar a vivir. Sin duda la magnitud de la naturaleza te dejará asombrado o asombrada.

La naviera noruega Hurtigruten cubre rutas en las aguas árticas rusas haciendo escala en Nueva Zembla y la Tierra de Francisco José. Las expediciones se hacen a bordo del MS Spitsbergen con capacidad para 243 turistas, y digo expediciones y no cruceros porque la idea de la propia naviera es que el viaje se convierta en una universidad, una interpretaciuón de la naturaleza y la vida salvaje. El próximo viaje de 15 días de duración comienza el 19 de agosto de 2019, aún quedan plazas, y el precio medio del pasaje es de 6.300 euros por persona en camarote doble. El siguiente viaje comienza el 12 de septiembre de 2019.

Esta naviera noruega también organiza cruceros a las ciudades septentrionales rusas de Múrmansk y Arjánguelsk con una escala en las islas Solovetsky. La ruta más popular de Hurtigruten es a través de los fiordos de la costa noruega, desde Bergen hasta la ciudad de Kirkines, limítrofe con Rusia.

Otra de las navieras que se ha lanzado a un crucero extremos por estas latitudes es Silverseas, una naviera de lujo que tiene propuesto un crucero de 25 días de duración desde Nome en Alaska  a Tromso, Noruega, es el llamado Crucero de Expedición Ártico, con salida el 22 de agosto de 2020. Si reservas tu suite antes del 31 de octubre conseguirás una bonificación del 10%, teniendo en cuenta que la media del pasaje son unos 26.500 euros es una oportunidad.

El crucero es a bordo del Silver Explorer, con capacidad para 144 turistas y ha sido diseñado para navegar por las regiones polares ya que tiene el casco reforzado. A bordo de lanchas zódiac los huéspedes pueden visitar incluso las localizaciones más vírgenes. Un equipo de expertos proporcionará todos los conocimientos necesarios sobre tan inmensa aventura.

Te seguiré hablando de las peculiaridades de este archipiélago, Nueva Zembla, pero si también quieres conocer algo de la Tierra de Francisco José, solo tienes que pinchar aquí, y sabrás por qué estas regiones árticas están atrayendo a los turistas por su singular naturaleza e historia.

Fenómeno óptico efecto Nueva Zembla

En Nueva Zemba se produce un curioso fenómeno óptico, un espejismo polar, que fue contemplado por primera vez en enero de 1597 y documentado por la tripulación de un barco holandés capitaneado por Willem Barents. Trescientos años más tarde, en 1894, el explorador noruego Fridtjof Nansen pudo contemplar el efecto Nueva Zembla durante su expedición al Polo Norte.

El fenómeno consiste en ver el sol, gracias a la refracción, aunque éste se halle por debajo de la línea del horizonte. La explicación científica es que sucede cuando el aire que está por encima de la superficie del hielo se enfría, de manera que se forma una fuerte capa de inversión de temperatura. Entonces, cuando los rayos solares entran en esta capa más fría, se canalizan doblando la curvatura de la Tierra por refracción interna. Tengo que confesar que no entiendo muy bien esta explicación, pero estoy segura de que debe ser algo maravilloso y totalmente único.

Ver fuente

Artículos Relacionados