Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Home / Luis Benshimol / Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Una constante en un viaje por la popular Costa Oeste de Estados Unidos (en realidad, una parte de la amplia costa occidental del país) será la referencia al cine. En muchas de las paradas recordaremos algunas de las cintas que allí se rodaron y seremos incapaces de no vivir el momento con una mezcla de nostalgia y emoción. Así nos pasó en Monument Valley, zona de westerns y películas de variado signo que encuentra en su paisaje semidesértico un lugar ideal para reflejar historias únicas. Una incursión encantadora en el Lejano Oeste; al menos en la idea que el séptimo arte creó de este.

Pero más allá del cine -de hecho esto es una consecuencia de su magia-, Monument Valley es un lugar con una personalidad apabullante. Situada en territorio navajo -el pueblo indígena más extenso de EE.UU. y con una autonomía limitada y pactada con el Congreso del país-, se trata de una reserva natural donde apenas hay poblaciones cerca. El punto en cuestión está en una zona fronteriza entre Arizona y Utah, a la que llegas dejándote llevar por horas y horas de carretera.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Una vez que te posas sobre la zona, te sientes aislado y agradecido por estar tan lejos de todo porque ¡es un pedazo de paisaje!

El impresionante paisaje de Monument Valley

El paraje está formado por grandes rocas de arenisca que tras años de erosión han dado lugar a curiosas estructuras. La más alta, por ejemplo, se alza unos 300 metros sobre el fondo del valle.

Lo mejor es que además de impresionante, Monument Valley es también extenso y la entrada -que no está incluida en la entrada común de los parques nacionales de EE.UU. porque es administrada por el pueblo navajo- incluye un recorrido encantador por el lugar.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

En muchas de las paradas preparadas para observar el paisaje, la panorámica es diferente y siempre espectacular. No nos cansábamos de mirar, de comparar unas formaciones con otras, de sacar fotos que nos dejaban aún más claro lo imponente del lugar… En definitiva: ¡una maravilla!

Recorrido por Monument Valley

La entrada básica incluye un recorrido de aproximadamente una hora y media, pero se pueden hacer visitas más extensas acompañados siempre de un guía navajo. Para hacerte con ello -nosotros preferimos ir por libre-, puedes informarte y contratarlo en el Monument Valley Visitor Center, situado en la entrada del parque.

Otra de las referencias para entrar al parque y desde donde hicimos la primera foto (se ve una de las imágenes más populares del lugar) es el hotel Monument Valley View, cuyas vistas son maravillosas y si por alguna circunstancia os queréis dar un capricho, no dudéis (eso sí, reservad con antelación).

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Se recomienda entrar con un coche todoterreno, pues la pista no está asfaltada, pero yendo muy lentamente, creo que se puede intentar entrar con un coche no demasiado bajo. El nuestro estaba totalmente preparado (eso sí, nos dejamos bastante dinero de nuestro presupuesto en gasolina) y la verdad es que disfrutamos un montón el recorrido.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Los “monumentos” que se pueden ver durante el trayecto son: la mota de elefante, las tres hermanas, el punto John Ford, el punto del artista, la mesa de punta de lanza, la ventana norte y el mirador de la ventana norte. En algunos casos están señalizados y hay un espacio pensado para poder observar la belleza del panorama.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Nosotros fuimos de forma natural, dejándonos llevar y sin tener una lista de las cosas que había por ver, y la verdad, disfrutamos como niños de este lugar de película, que creo imprescindible si te dejas caer por esta parte del mundo.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Otra panorámica más: allí donde Forrest dejó de correr

Hay otro lugar muy recomendable tanto si te gusta el cine como si no situado cerca de Monument Valley. Es la carretera donde Forrest Gump, seguramente uno de los personajes más queridos del cine, dejó de correr tras tres años, dos meses, catorce días y dieciséis horas.

Para llegar, situaros en el mapa e id en dirección a Mexican Hat. En esta carretera, entre Arizona y Utah, debéis parar exactamente en la milla 13 de la carretera 163. En ocasiones parece que Monument Valley queda tan lejos que la vista no merecerá la pena, pero nada de eso. Llega un momento en cuesta -donde Forrest tomó la decisión-, que va haciendo ganar perspectiva y lo que vemos es de nuevo maravilloso.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Es un lugar curioso, de entrada totalmente gratuita y que aunque seguramente compartas con otros viajeros, ¡nos vuelve a llevar a aquellos grandes momentos del cine que nos hicieron soltar una lagrimita!

Datos prácticos de Monument Valley

Dónde dormir

Como os adelanté, apenas hay poblaciones cerca de Monument Valley. Nosotros, como veníamos del Gran Cañón y además llovía, quisimos parar a dormir en esa carretera y al día siguiente ponernos en marcha confiando en que mejorara el tiempo, como así fue. Nuestra elección fue Kayenta, que en realidad tiene poco de pueblo y más bien, parece una extensión de terreno polvoriento salpicado de viviendas. Me sorprendió descubrir en Internet que el censo llega a cinco mil personas, pues desde luego no lo parecía.

Para el visitante, ofrece una selección pequeña pero enorme para sus dimensiones dada su cercanía a Monument Valley.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Nuestra elección fue el Monument Valley Inn, que nos salió a unos 115 euros la noche y que fue bastante agradable en general. Como otros alojamientos del viaje, ofrecía una habitación muy grande, camas muy cómodas y una limpieza impecable. Un buen refugio donde echarnos un rato para reponer fuerzas. De hecho, a la noche decidimos comprar algo en el súper local y comer en el alojamiento, ya que los establecimientos que había como opción eran todos de comida rápida. ¡Y tiene piscina para verano!

Nos gustó la experiencia porque nos acercaba un poco más a la forma de vivir allí y a una población nativa que tanto físicamente como personalmente no tenían nada que ver con las personas que nos habíamos encontrado antes. Los navajos parecen muy secos de entrada, sobre todo teniendo en cuenta que nos habíamos encontrado con gente especialmente encantadora antes, aunque una vez que los vimos en su ambiente, nos resultaron más cercanos.

Cuánto tiempo necesitas para visitar Monument Valley

Nosotros echamos una mañana bien completa para recorrer con calma sus diferentes puntos y fue todo perfecto. Comimos ya en nuestra siguiente parada. Fuimos en octubre y hacía algo de frío, pero con el sol no fue para nada problemático. No había apenas gente y por eso, os recomiendo estas fechas.

Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural

Dónde comer

Nosotros comimos en Kayenta el día anterior. La oferta son locales de comida rápida, en su mayoría cadenas conocidas también en Europa, por lo que no quedará otra que ir. Nosotros elegimos un McDonald’s porque al menos sabíamos bien de que se trataba. Otra cosa es que no se permite el consumo de alcohol, prohibido por las autoridades. Así que prepárate psicológicamente si eres de esos viajeros a los que gusta tomarse una cerveza para comer y celebrar. Aquí hay ley sea.

¿Cuánto cuesta la entrada a Monument Valley?

Como ya comenté, la entrada a Monument Valley no está incluida en la red de parques nacionales de los EEUU, como otros más populares. Su gestión está a cargo de la población navaja y ellos lo administran. El precio por coche es de 20 dólares, lo que para lo que es, no me parece nada caro. ¡No hay excusas para visitar este pedazo de lugar! ¡No dudes!

Be Sociable, Share!

  • Luis Benshimol recomienda: qué ver en esta maravilla natural



Ver fuente