Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas

Home / Luis Benshimol / Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas

No voy a explicar lo que hay que ver en Setenil de las Bodegas para ver si hay que decidir ir o no. A Setenil de las Bodegas hay que dedicarle una visita y poco más que agregar :). Es decir, es uno de los pueblos más curiosos de Andalucía, y por si fuera poco muy bonito en sus pocas calles. También pertenece a la asociación de los Pueblos más bonitos de España.

Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas
*La calle más bonita de Setenil de las Bodegas / Foto Matías Callone

Setenil de las Bodegas es ese pueblo aplastado por las rocas (entre comillas todo, claro). No es que se haya caído una roca y ahí ha quedado, sino que se encuentra emplazado dentro de un tajo rocoso del río Guadalporcún.

El plan perfecto para llegar a Setenil de las Bodegas.

Hay un plan demasiado bonito para llegar a Setenil de las Bodegas que es seguir el itinerario de la ruta de los pueblos blancos. Esta ruta es un itinerario temático y turístico por los pueblos blancos del interior de Andalucía (famosos por sus casas de fachadas encaladas tan pintorescas). O también, si no tenemos un plan de ruta tan extenso, simplemente hacer una escapada desde Ronda, otro punto turístico importante que está a solo unos minutos en coche. De hecho en mi caso hice la visita después de conocer Ronda.

Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas

Setenil de las Bodegas está en la provincia de Cádiz (aunque está más cerca de Málaga o Marbella de de la capital de Cádiz), a una altitud de 640 metros sobre el nivel del mar. Si bien en este post explico todo por libre también puedes optar por ir en excursión organizada a Ronda y Setenil de las Bodegas desde Marbella, o desde Cádiz.

Lo dicho, es un pueblo muy pequeño que no llega a tres mil habitantes. Sin embargo en los últimos años gracias a su curiosa postal con casas debajo de las rocas ha ganado fama y visitantes. Luego de visitar este pueblecito no dudo en confirmar que merece mucho la pena.

Si bien no tiene un gran tamaño, hay varios atractivos que ver en Setenil de las Bodegas.

Entonces, que ver y hacer en Setenil de las Bodegas.

Para empezar, hay que dejar el coche en las afueras y caminar, porque la parte más bonita del pueblo ni está abierta al tráfico, ni se disfruta de mejor modo que caminando. Así que lo mejor es empezar.

Caminar por el pueblo (Conjunto histórico Artístico).

Les recomiendo que se larguen a caminar. Creo que es imposible se pierdan porque es muy pequeño. Todo el pueblo está declarado conjunto histórico-artístico. Y es que es una curiosa obra de arte urbana sobre todo en la parte en que las casas se adaptan al río, y el tajo de roca: son viviendas que tienen algunas de sus paredes literalmente como rocas (se llaman «abrigo bajo rocas»). Si dispones de tiempo también puedes programar hacer el free tour por Setenil de las Bodegas.

Cruzar sus puentes y caminar la calle Cueva del Sol

Es la calle más famosa y más fotografiada: las casas (hoy muchas son cafés y restaurantes) están todas debajo de una enorme roca cueva. Es algo así como el epicentro más animado del pueblo, y donde los turistas nos sentamos a disfrutar de un refresco a la sombra y en las tantas mesas junto al arroyo. Aún en el sofocante verano, esta parte del pueblo puede suponer un respiro cuando queda a resguardo del sol.

Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas

Caminar la Calle Cueva de la Sombra.

Justo del otro lado del arroyo está la calle más recomendada para el verano por eso de lo fresco y la sombra permanente. No han dado mucha vuelta en eso de bautizar las calles, y la Calle de la Sombra no podría tener mejor denominación. Es otra de las postales y fotos que hay que sacar en el pueblo. La diferencia en este pasaje es que la roca directamente hace de techo no solo a las casas, sino además a la propia calle. También hay bares y tiendas de recuerdos.

Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas

Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas

Caminar más calles descubrir postales curiosas.

Es que más allá de ver las postales más famosas, en mi caso fue difícil resistir a caminar y explorar otras calles. Es todo demasiado curioso y singular, y no faltan más casas debajo de las rocas o piedras que hacen de techo. Incluso se puede seguir y ascender hasta algunos de los puntos mirador (uno de ellos es la Ermita de San Benito en la parte alta del pueblo). También existe una excursión guiada gratuita (a la gorra) por los miradores de Setenil de las Bodegas.

Caminando entenderemos que este reducto dentro del tajo del río estuvo protegido durante miles de años (y se ha comprobado que también poblado). Es algo así como un lugar escondido y protegido de forma natural. Geología al servicio de la comodidad para habitar un lugar y construir casas.

Conoce la fortaleza Nazarí y la Iglesia de la Encarnación

En Setenil hay una fortaleza Nazarí del siglo XIII con 530 metros de muralla, una de las mejor conservadas con su aspecto de los tiempos Nazaríes. También se puede ver la torre de la fortificación. No muy lejos está la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, curiosa por su singular combinación de estilo mudéjar y gótico.

Luis Benshimol recomienda: Qué ver en Setenil de las Bodegas

Realiza algunos de los senderos temáticos.

Existen varios senderos para conocer más de la historia y el paisaje del entorno. Claro que en verano esto puede ser una sofocante aventura no recomendable en horas del mediodía. Por ejemplo está la Ruta de los Bandoleros que llega a las ruinas romanas de Acinipo (que son de entrada gratuita). O la ruta de los Molinos que va bordeando el río hasta Alcalá del Valle.

Por último, algunas recomendaciones finales para Setenil de las Bodegas son disfrutarlo sin prisa (sobre todo) para caminar a gusto, especialmente si vamos en estaciones intermedias es muy bonito ascender hasta la Fortaleza y la Iglesia, o incluso ascender del otro lado del río para tener vistas panorámicas como esta.

¿Vale la pena alojarse en Setenil de las Bodegas?.

Esto es muy a gusto. Pero confieso que mi paso por Setenil de las Bodegas fue en modo roadtrip, y me hubiese gustado eso de pensar en hacer noche, y disfrutar de un atardecer y cena en esos restaurantes junto al tajo del río Guadalporcún. Así que si contamos con ese tiempo, no está de más recomendar algo así….de ese modo se quitan las ganas que a mí me han quedado 🙂

Les recomiendo miren que bonita puede ser la opción de alojarse en un sitio como Casa bajo la Roca, o en Casa Cueva las Calcetas, solo por nombrar ideas que me quedaron «picando».

También podría interesarte:

Ver fuente